lunes, 7 de octubre de 2013

El despertar de Europa



Ya va siendo hora de que Europa despierte, y con mirada limpia, esa que sólo da la distancia, observe la catástrofe que desde hace dieciseis años vive Venezuela.

Resulta inútil esperar que el "bravo pueblo" se ayude; de bravo ya no les quedó nada, siquiera el derecho a escibir tales palabras con mayúscula... O tal vez me equivoque; es posible, sólo posible, que su legendario valor esté soterrado, reprimido hundido en la ciénaga del conformisma al ver a sus mandos militares vendidos al castro comunismo y su sieniestra camarilla de secuaces.

¿Cual es entonces la responsabilidad de la población civil? Compuesta por gentes anónimas que buscan dia a dia, sobrevivir al horror impuesto a golpe de traición y petróleo, por quienes podrían levantarse en armes y LIBERARLOS, tal como ocurrió en el pasado. Pero esto no ocurre, Venezuela sigue postergada, humillada, avergonzada; su valor ya no existe hay demasido cansancio en su vieja conciencia; demasiada culpa por no haber reaccionado a tiempo ¿Quien puede ahora salvar la tierra de Bolívar? ¿La Oposición, liderada por el Sr. Capriles Radonsky, quien pasó TODO el tiempo de lucha, "coleccionando" pruebas que nunca usa? temo que no.

Si alguien leyo mi último twitter en el que mencionába el artículo: http://t.co/x6yXcHEv01  concluirá sin demasiado esfuerzo, que el deterioro moral y psiquico de los seguidores de Chavez, Dios sabá porque lo siguen, es francamente alarmante.Esta "aranga patriótica" pretende inflamar el orgullo de ser venezoláno con el grito dado desde el "otro lado" por el propio Chávez:

" ¡Revolucionarios de pacotilla, la Patria no es harina y papel, es el hombre carajo!"
 Sublime sin duda, para quienes "beben los vientos" por el presidente muerto;  pero en todo punto inadecuado; alguien venezoláno o no, debería salir al paso de ésta explosión de Patriotismo barato apostillando que ese hombre excelso y heróico que da forma a la "patrilla" en que todos ellos han convertido ese glorioso pais , también necesita "llenar el estómago" y "limpiarse el culo" con perdón del público culto que suele leerme, a quiénes pido indulgencia "idiomática" para poder expresar la realidad de la forma más cruda. Esos derechos, esas necesidades básicas,  pueden satisfacerlas MUY POCOS en la gran "Repúbica Bolivariana" , si acaso sean Maduro y su privilegiado entorno, pueden hacerlo en Venezuela.

 Tal es así que involucra en sus alucinaciones al propio General Bolívar, el "más amado" de los Próceres, cuyo recuerdo solo sirve ya  como justificación débil y amorfa de la doctrina envenenada que legó Chavez al pueblo de Venezuela.

Europa:  Venezuela te necesita.  Si tú la abandonas, ¿quién acudirá en su ayuda?