viernes, 5 de diciembre de 2014

La manifestación convocada por Podemos se topa con el rechazo de los círculos

Columna de los círculos de Podemos en Madrid durante las Marchas de la Dignidad del pasado sábado. (Twitter/@podemosrivas)

Artículo tomado de: "El Confidencial"

Los círculos de Podemos han recibido con escepticismo y asombro el anuncio realizado por la ejecutiva del partido sobre la convocatoria de una “gran movilización” en Madrid el 31 de enero, que se enmarca en una estrategia más amplia para recuperar la sintonía perdida con los movimientos sociales. Inmersos de pleno en el desarrollo de los procesos constituyentes municipales y autonómicos del partido, y con la mirada puesta en las elecciones locales del próximo mes de mayo, a las que acudirán con marcas blancas, los círculos territoriales no tenían marcada en su agenda esta cita. Una convocatoria, cerrada y sin un objetivo claro más allá que una demostración de fuerza en la calle, sobre la que apenas han tenido tiempo ni información para entrar a valorar, según lamentan.

Estos son sólo algunos de los motivos que esgrimen las bases para que esta fecha siga sin figurar en su agenda, junto al hecho de que la manifestación no se descentralice en las diferentes ciudades y, principalmente, que se haya convocado “desde arriba”. Para Víctor García, una de las caras visibles de la organización en Barcelona y número dos de una de las candidaturas al consejo municipal de la Ciudad Condal, el sentido de una demostración de fuerza partidista en la calle debería responder a un objetivo concreto, “como por ejemplo apoyar una auditoría de la deuda si cuando se trate de llevar a cabo se presentan resistencias”.

El activista y militante de Podem insiste, por otro lado, en que personalmente ve con mejores ojos las convocatorias descentralizadas, al estilo de las promovidas por el 15-M, las asambleas por la vivienda digna o los colectivos contra la guerra. Al margen de estas consideraciones, García también advierte que este tipo de decisiones unilaterales podrían aumentar el resquemor y el escepticismo de las bases hacia la cúpula dirigente. Sin embargo, reconoce que ni él ni su círculo manejan información sobre las intenciones de dicha convocatoria. Y es que todos los círculos se han enterado por la prensa.
“Aquí nadie sabe nada”

El responsable de relaciones con la sociedad civil y movimientos sociales de Podemos, Rafa Mayoral, fue el encargado de trasmitir en una escueta rueda de prensa la intención del partido de realizar dicha convocatoria, una decisión tomada durante la reunión del pasado lunes del Consejo de Coordinación. “Vamos a preparar una gran movilización en Madrid para que la gente que se identifique con el proyecto Acuda y se ponga encima de la mesa su voluntad de cambio democrático”, apuntó. Unas declaraciones a las que añadió que “es el momento” de visualizar “qué gente quiere hoy apostar por Podemos” en un momento en el que “se está poniendo nuestro proyecto en cuestión”.